El Grupo Municipal Popular solicita al equipo de Gobierno que convoque la Mesa del Comercio

Publicado el 19 de marzo de 2021


Durante la Junta de Gobierno Local del 11 de febrero, el Grupo Municipal Popular solicitó al equipo de Gobierno que se reúna la Mesa del Comercio, cuya última sesión fue el 28 de mayo de 2020, «ya que es un momento extremadamente delicado para el sector y es vital arbitrar medidas municipales eficaces, junto con todos los agentes implicados, para poder dinamizar el comercio local abulense en las dificilísimas circunstancias que está sufriendo por la crisis derivada de la pandemia».

Inmaculada Pose, portavoz popular en la Comisión de Industria, Empleo, Comercio y Turismo, destaca que «lo preocupante es que el alcalde y sus concejales no detecten la necesidad de convocar esta reunión y que tengamos que ser la oposición quienes lo pidamos, después de diez meses».

Para Pose es igualmente alarmante que el equipo de Gobierno «no haya hecho caso a las medidas pedidas por los comerciantes abulenses en esa última reunión de mayo, como, por ejemplo, el establecimiento de bonos para incentivar el consumo local que, volvemos a recordar, es una medida que ha llevado a cabo un gran número de ayuntamientos de nuestro país con buenos resultados».

También es incomprensible, a juicio de la concejala del PP, que «Por Ávila y Ciudadanos nos hayan votado en contra, hasta tres veces, a las propuestas que desde nuestro grupo hemos planteado para atajar la crisis de este sector, como nuestra moción del Pleno de noviembre de 2019, en la que solicitábamos la aplicación de medidas para incentivar al pequeño comercio de la ciudad; la moción del Pleno de mayo 2020, para la elaboración de una estrategia municipal de recuperación de los sectores del comercio, la hostelería y las pymes de Ávila, y la presentada en febrero para incluir en el presupuesto de 2021 ayudas a sectores económicos estratégicos de la ciudad afectados por la pandemia».

La edil del Partido Popular en el Ayuntamiento de Ávila señala que «esto no es una cuestión de ideología ni de política, sino de ciudad, pero parece que el equipo de Gobierno que gestiona nuestro Consistorio no tiene altura de miras para darse cuenta y su actitud repercute negativamente en todos los ciudadanos».

Pose finaliza indicando que «por primera vez en la última década, contamos con una concejala liberada del Área, que cobra un sueldo anual superior a 50.000 euros más Seguridad Social. Su deber sería compensar la inversión que se paga con los impuestos de todos los abulenses, pero como único resultado no hay más que pasividad y medidas ineficaces, como repartir mandiles y pegatinas».