Alicia García lamenta «el nuevo perjuicio y abandono del Gobierno a los abulenses con el traslado del 091»

Publicado el 27 de septiembre de 2020


La diputada nacional por la provincia de Ávila, Alicia García, ha lamentado que el Gobierno consume «un nuevo perjuicio y un nuevo abandono a los abulenses con el traslado del servicio del 091 a Valladolid, anunciado para el próximo 5 de octubre».

Cuando, el pasado mes de febrero, los sindicatos policiales destaparon la intención del Ejecutivo de llevar a Valladolid las salas del 091 de Ávila, Zamora, Soria y Segovia, la parlamentaria abulense registró ante la Mesa del Congreso una Proposición No de Ley en la que instaba al Gobierno a «mantener» ese servicio en la Comisaría de Ávila, así como a «aumentar los medios humanos y materiales con los que cuenta la Comisaría». Alicia García cifraba en 38 agentes los que faltaban en la capital abulense «para tener una plantilla adecuada a la población y las características de la ciudad».

Ahora, algo más de siete meses más tarde, «se confirma esta nueva merma en la cercanía de los servicios básicos de los abulenses», explica García, para quien «el PSOE, que volverá a usar el eufemismo de â??reestructuración funcional de las salas del 091â??, está aplicando la tijera siempre a los mismos, siempre a la España interior, a provincias como la nuestra, que necesita un trato acorde a las necesidades que tiene, no más desmantelamiento de servicios».

La diputada entiende que la Policía Nacional «es un cuerpo que siempre se ha caracterizado por su proximidad, su vocación y su entrega a los ciudadanos, y el recorte del Gobierno de Sánchez va a mermar de manera notable la eficacia de este servicio, ya que los agentes deben tener cercanía y conocimiento sobre la zona de cuya seguridad se ocupan».