Los populares: «Los mayores tienen un papel fundamental como agentes dinamizadores, sin embargo, están olvidados por el equipo de Gobierno»

Publicado el 3 de septiembre de 2020


El Grupo Municipal Popular ha mantenido una reunión con la Defensora del Mayor, Inmaculada Ruiz, para conocer de primera mano la interesante labor que está desarrollando, así como las necesidades que ha detectado para llevar a cabo su función de forma satisfactoria.

Durante el encuentro, Ruiz comunicó a los representantes populares presentes en la reunión, Sonsoles Sánchez-Reyes e Inmaculada Pose, la importancia de disponer de apoyo técnico para poder canalizar las necesidades de las personas mayores, así como contar con un espacio más amplio al que en su día le cedió la anterior Corporación al comenzar la andadura de esta figura, en el año 2018, puesto que, por cuestiones de distanciamiento social hoy por hoy se requiere un espacio más amplio y, por otro lado, al ser más conocida su función, la defensora está atendiendo a más personas.

Según explica Pose, portavoz popular en la Comisión de Servicios Sociales e Igualdad de Oportunidades, «desde el Grupo Municipal del PP consideramos que el Ayuntamiento ha de poner al servicio de las personas mayores las herramientas necesarias para fomentar la autonomía personal de las mismas y su proyecto de vida. Tienen un papel fundamental como agentes dinamizadores de la ciudad, sin embargo, son un sector tremendamente olvidado. El Consejo de las Personas Mayores y la Defensora del Mayor han de disponer de espacios de encuentro para combatir la soledad, programas que fomenten su participación en la comunidad, órganos proactivos que canalicen las necesidades de las personas mayores y se busquen soluciones para que estén atendidos».

Por otro lado, la Defensora del Mayor lamentó que el Consistorio eligiera para desarrollar la última reunión del Consejo Municipal de Mayores, celebrada el pasado 3 de agosto, un sistema telemático, debido a lo cual, solo participaron dos de las seis asociaciones que lo conforman.

Esto demuestra, a juicio de la concejala popular, «la poca sensibilidad que tiene el equipo de Gobierno hacia nuestros mayores puesto que, a pesar de tener conocimiento de las dificultades técnicas que ellos mismos le habían comunicado, y de saber que prefieren reuniones presenciales, sigue haciendo caso omiso a sus peticiones, convocando otra reunión online para el día 11 de septiembre. El Ayuntamiento dispone de espacios con el suficiente distanciamiento social como para poderlas hacer presencialmente».

Asimismo, la Defensora del Mayor solicitó al Ayuntamiento de Ávila más aparcamientos de discapacidad en las zonas comerciales de la ciudad, dado que hay muchas personas mayores que disponen de la tarjeta de movilidad reducida y podrían hacer uso de ella, pero no encuentran plazas disponibles donde estacionar sus vehículos. En este sentido, Inmaculada Pose indica que «es una petición lógica y necesaria puesto que debemos contribuir a que las personas mayores compren en el comercio abulense y realicen gestiones en las administraciones, facilitándoles, en la medida de lo posible, el aparcamiento en las distintas zonas de la ciudad».

Por otro lado, la concejala popular insiste en la necesidad de adaptar los servicios a las nuevas circunstancias derivadas de la pandemia. «Tal y como nos ha trasladado la Defensora del Mayor, la soledad ha marcado el día a día de muchos miembros de este grupo de población. Por este motivo, si las actividades grupales en las que participaban antes de sobrevenir esta crisis no pueden realizarse, sería necesario darles apoyo en los domicilios. Está muy bien el fomento de las nuevas fórmulas telemáticas, pero necesitan profesionales que les enseñen, les acerquen las nuevas tecnologías y les apoyen, no sólo con palabras sino con hechos».