El PP apunta que «700 euros mensuales de los abulenses irán a pagar el nuevo coche del alcalde durante cinco años»

Publicado el 8 de julio de 2020


La Junta de Gobierno Local del pasado 2 de julio aprobó definitivamente la compra del nuevo coche oficial del alcalde de Ávila, algo que supone, para el Grupo Municipal del PP, «una decepción al comprobar que el equipo de Gobierno de Por Ávila y Cs ha culminado la adquisición de un coche de gama alta para uso del alcalde en un contexto de crisis socioeconómica gravísima como en el que nos encontramos».

Los concejales populares apuntan que «los abulenses tienen que saber que 700 euros al mes durante cinco años de sus impuestos irán a parar al renting del vehículo del primer edil». Despierta la curiosidad de los ediles del PP que el alcalde argumente que es «un coche para trabajar en sus desplazamientos a otras ciudades, cuando estamos en una época en que las reuniones presenciales se están restringiendo todo lo posible y nadie sabe la evolución de la pandemia hasta que se encuentre tratamiento o vacuna». E inciden en que «ni tan siquiera la empresa que ha ganado la licitación es abulense, así que el dinero, una vez más, se va fuera gracias a la espectacular gestión económica de Por Ávila», ironizan.

Desde finales de marzo y durante el mes de abril los concejales del PP venían reclamando al equipo de Gobierno la retirada de esa licitación al considerarla «un gasto totalmente inoportuno, dada la situación en que nos encontramos y por cómo va a quedar la ciudad a causa de la crisis de la COVID-19». Proponían, a su vez, destinar ese dinero «a ayudas sociales y económicas para los abulenses afectados por la crisis generada por la pandemia, para contribuir a paliar sus necesidades».