Pablo Casado: el PP exigirá la defensa de los más de 60 millones para Ávila de los Presupuestos Generales del Estado

Aboga por ser "magnánimos" y "responsables" para alcanzar acuerdos para fortalecer España. "El proceso congresual es una oportunidad para reconectar con el electorado", afirma.

El diputado del Partido Popular por la provincia de Ávila, Pablo Casado, afirmó ayer que los parlamentarios de esta formación defenderán en el Congreso y el Senado los más de 60 millones consignados en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para la provincia de Ávila.

 

"Queremos que ese aumento del 40 por ciento para Ávila se defienda, independientemente de nuestro color político y así lo exigiremos los           parlamentarios por esta provincia", ha indicado Casado minutos antes de   participar en la capital abulense en la presentación del libro 'La vida es pacto', del periodista Julio Somoano.

 

El también vicesecretario de Comunicación del Partido Popular ha señalado que ya se ha visto que "muchos" partidos, entre ellos, los que apoyaron al nuevo presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la moción de censura contra Mariano Rajoy, "ya han retocado" los PGE, mientras que el PP ha indicado que intentará "mejorarlos". 

 

"Si esa mejora implica un cambio de alianzas dependerá del Gobierno, ya que ha anunciado que los hace suyos", ha incidido Pablo Casado, antes de señalar que, "como PP, ese presupuesto nos gusta, porque lo liderados nosotros y, en términos provinciales, en Ávila, nos gusta porque incluye     proyectos que veníamos reclamando". 

 

El diputado 'popular' ha afirmado que los parlamentarios de esta formación por la provincia pasan a estar en la oposición "con la cabeza muy alta", porque ha habido que afrontar "los cuatro años más complicados de la economía española", con una afectación "importantísima" para Ávila, ya que el tejido económico de la provincia, enfocado al turismo, al campo y al sector servicios, se ha visto "tremendamente afectado". 

 

No obstante, ha considerado que se ha estado "a la altura" y se han podido reiniciar proyectos y abrir nuevos horizontes en industria o en cultura.

 

Fruto de ese trabajo, ha sido la llegada del programa Reindus o los presupuestos en materia de industria, que "nunca habían estado" para la provincia, además de desbloquearse infraestructuras viarias y anunciarse inversiones en ferrocarril que afectan a Ávila, junto con la reclamación de  "ambición" para el campo abulense, en plena negociación de los presupuestos europeos.

 

"Eso nos hace salir con satisfacción y agradecimiento a los abulenses que habían confiado en nosotros y con un deseo a los representantes de otros partidos para que continúen ese trabajo", ha añadido.

 

Así, el diputado por Ávila ha mostrado su "respeto" al Gobierno que hoy ha tomado posesión y le ha deseado "la mejor suerte" y que tenga "muchos aciertos", porque "por encima de los intereses de nuestro partido están los de España". Es más, ha abogado por llegar a acuerdos para "evitar" que el      Gobierno "dependa del chantaje de los partidos secesionistas y de Bildu". 

 

"El PP tiene que ser magnánimo y responsable para alcanzar acuerdos para fortalecer España, mantener la política económica, seguir creando empleo y seguir teniendo una imagen a nivel internacional" , de modo que "los ministros deben contar con el acuerdo y la colaboración responsable y leal de la      oposición", que estará liderada por el PP, con 134 escaños.

 

PROCESO CONGRESUAL

Pablo Casado ha afirmado que, desde el PP de Ávila se piensa que Mariano Rajoy ha sido "un caballero", llegando al poder y ganando las elecciones, y que lo ha sido también "asumiendo un mecanismo constitucional legal, pero, en nuestra opinión, injusto" .

 

Ha recordado las palabras del presidente provincial del PP de Ávila, Carlos García, para agradecer a Rajoy todo lo que ha hecho por España y por el PP, y ha considerado que el proceso congresual próximo será una "oportunidad" para "renovar, ser atractivos y reconectar con el electorado" a apenas un año de las elecciones municipales y autonómicas y dos de las generales, "si no hay modificaciones de la estabilidad de la legislatura que queda". 

 

Por eso, más que hablar de nombres y de equipos, Casado ha preferido hablar de "proyectos, ideas y principios". "Después de esta legislatura tan complicada, con un Gobierno en minoría en el que muchos partidos nos han puesto palos en las ruedas para poder llevar a cabo nuestro programa, ahora más que nunca el PP tiene que ocuparse de eso", ha añadido.

 

Así, desde Ávila, una provincia que ha definido como "histórica" y en la que ha "germinado la historia de este partido y de la democracia española", se       recordará y trabajará para recuperar la "hegemonía" del centro-derecha y "todo el espectro que ahora algún partido nos quiere disputar".

 

Igualmente, ha abogado por reconectar con los españoles que no votaron las siglas del PP en las últimas citas electorales, algo que se conseguirá si se  deja "claro" que "somos el partido que mejor representa los principios y valores en los que los españoles mayoritariamente creen, y que somos el  partido que, cuando ha gobernado, a los españoles les ha ido muy bien". 

Image title

Últimos tweets